sábado, 25 de marzo de 2017

El sainete de la Comunidad de Murcia


El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. 

¿Cómo es posible que el presidente de Murcia aún no haya dimitido a pesar de haber sido imputado en quince ocasiones por un presunto delito de sobrecoste de un Auditorio en Puerto Lumbreras y en las quince haya sido desimputado por no observar delito en el mismo? Insiste en su inocencias y dice que dimitirá si una vez haya declarado sea ratificada esta imputación y se abre juicio oral. 

Ciudadanos dice que el PP deberia sustituir por otra persona de este partido en virtud del acuerdo firmado entre los dos partidos para seguir apoyando al PP o bien deberían plantear nuevas elecciones. El PP dice que hay que esperar al menos a que sea citado para juicio oral 

¿Es tan urgente la destitución de Sanchez? En realidad hace año y medio el PP encabezado por él obtuvo casi mayoria absoluta y en este plazo de tiempo la gestión de la comunidad ha sido correcta sin que haya habido motivos para pensar que de votar de nuevo no obtuviera igual o mejor resultado ante una izquierda totalmente descerebrada. 

¿Cuál es la razón por la que un juez desoye a la Fiscalía Anticorrupción y vuelve a actuar contra Pedro Antonio Sánchez, sin que el Ministerio Público vea indicios de delito en la gestión del presidente murciano? 

Estas son las preguntas que se formula en las últimas horas el PP y también Ciudadanos -que a pesar de sus amenazas no ha planteado la moción de censura intrumental para nuevas elecciones mientras el PP se niega de momento a pedir la dimisión de Sánchez hasta que un magistrado abra juicio oral contra un presidente autonómico sometido desde hace meses a un acoso sin precedentes pero con una posible explicación.

Cs tiene ahora dos opciones: o esperar a que la Justicia lo aclare todo y se demuestre la integridad del actual presidente, o apoyar un Gobierno tripartito en el que iría de la mano tanto con Podemos como con el líder político (Tovar) que más fracasos ha acumulado en la historia política regional. «La coalición de las tres fuerzas es letal para los intereses de los ciudadanos de la Región».

Al menos, de momento, la continuidad de Pedro Antonio Sánchez al frente del Gobierno de Murcia no peligra tanto como pudiera parecer a pesar del cruce de mociones de censura. Lo único que tienen en común los tres grupos de la oposición es su deseo de que el dirigente popular abandone el Palacio de San Esteban a causa de su imputación por cuatro supuestos delitos en el caso Auditorio. Pero, el 'modus operandi' y la finalidad para que se produzca esa marcha son tan distintas como irreconciliables: los socialistas —apoyados por Podemos— apuestan por un Gobierno alternativo liderado por la izquierda y Ciudadanos —que sostiene la mayoría de los populares— quiere un cambio de presidente (del PP) o nuevas elecciones. 

El PSOE intenta de todas formas desalojar al presidente y pasar a gobernar con un moción de censura que ha ha planteado con el apoyo de Podemos. Ahora se está pendiente de la decision de Ciudadanos que ya ha dicho que no va a apoyarlos. O sea que existe una la falta de coordinación entre los trtes partidos de la oposición que va a provocar que Sánchez permanezca en el poder, al menos hasta que sea abierto juicio oral, algo que distintos jueces archivaron las 15 denuncias por la misma causa, todas provenientes del  entorno del PSOE. 

Para que la moción de censura del PSOE salga adelante es necesario el apoyo de Ciudadanos. Primero, para que la mesa de la Asamblea la admita a trámite y pueda ser debatida en el Pleno (la oposición junta sumaría 3 votos, por los 2 del PP). Segundo, para que en caso de debatirse saliera adelante: la oposición junta sumaría 23 votos por los 22 del PP. Pero la formación naranja no apoya la iniciativa socialista. "Apoyaremos la moción si es para convocar elecciones y dar la voz a los murcianos. No para intercambiar sillas o cromos, como hace la vieja política", ha señalado Miguel Sánchez, portavoz de Ciudadanos en Murcia. 

Mientras tanto, los líos de la oposición (con dos iniciativas de mociones de censura) lo único que hacen en este momento es reforzar a Sánchez en el cargo. Mientras no haya un acuerdo entre las tres fuerzas no habrá peligro real. El PP tiene 22 diputados en la Asamblea regional (solo está a uno de la mayoría absoluta), haciendo necesario un pacto entre todos los diputados restantes en la Cámara (13 de PSOE, 6 de Podemos y 4 de Ciudadanos) para poder desbancar al presidente. 

El resultado será precisamente el contrario al que buscan: blindarán al presidente imputado en su sillón hasta que el juez dicte si Pedro Antonio Sánchez debe ser investigado por el caso Auditorio o, por el contrario, archivar la causa contra él. La torpeza del PSOE está provocando precisamente el efecto contrario que puede perpetuar al Partido Popular en Murcia.

7 comentarios:

  1. LLEUNROMANO

    El PSOE para conseguir el poder le da igual con quien aliarse, si es con PODEMOS, con los independentistas catalanes, gallegos, vascos, valencianos o de bollullos del portillo; vaya tropa.

    ResponderEliminar
  2. CROSSRN

    Pués bien podía el Psoe aplicarlo al alcalde de granada tambien imputado

    ResponderEliminar
  3. Abilio Hernandez Moreno

    Se aferran ala silla como garrapatas

    ResponderEliminar
  4. Pedro Damian Puente Torres

    Y es que les gusta mucho la sopa con chicharrones¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. José Antonio García Suarez

    ¿Si en 15 ocasiones ha sido absuelto, por qué a la de 16 tiene que ser culpable? ¿No habría que condenar a aquellos que le acusan de forma infundada? Los políticos a falta de ideas para atraer al ciudadano buscan escándalos o se los fabrican. Y no pasa nada.

    ResponderEliminar
  6. Sebastián Navarro

    El sr. Sanchez lo está haciendo muy bien en Murcia pero esta gentuza no tienen mas manía que quitarle de en medio

    ResponderEliminar