miércoles, 2 de marzo de 2016

Segundo dia del debate




El segundo día ha traído la intervención de Mariano Rajoy que con un gran discurso trató de recuperar el papel perdido en la cúspide política. "Tomo la palabra para anunciarles nuestro voto en contra a la candidatura del señor Sánchez", proclamó nada más subir a la tribuna de oradores. Y empezó con el mandoble de críticas, convertido en líder de la oposición. Estuvo socarrón, muy cómodo mostrándose como el líder que no ha sido en los últimos tiempos y el PP volvió a disfrutar con su líder por unos minutos.

Rajoy acusó en varias ocasiones a Sánchez de "engañar" a los españoles, con Rivera como actor secundario. "No me refiero al texto escrito, sino a las versiones que ustedes ofrecen. ¿Por qué no se ponen de acuerdo con su socio en lo que son y en lo que dicen?"Usted es el tapón", espetó a Sánchez, dando a entender que él resistirá y no hay otra salida que nuevas elecciones.
Rajoy, tras los comicios se topó con el "no" rotundo de Sánchez, y así lo quiso poner en valor en la cámara una y otra vez. "Le recuerdo sus propias palabras: no es no. ¿qué parte del ‘no’ no ha entendido", rememoró. "Ha rechazado usted hasta la conversación, y no precisamente con buenos modos". Esta clarísimo que Rajoy y Sánchez nunca van a llegar a entenderse para llevar adelante un proyecto común, sus insultos y descalificaciones a pesar de los intentos de Albert Rivera para que Rajoy pudiera incorporarse al pacto firmado con Sánchez.

Rivera, la centralidad

Rivera el único que ha construido un discurso serio y respetuoso demtro la centralidad, proponiendo con fundamento muchas reformas necesarias para nuestro país.  El líder centrista se ha dirigido a Mariano Rajoy, para decirle que "no es tiempo de decirle que no al Rey, de pereza de pasar palabra" y le ha pedido que no se quede arrinconado sin sumarse a una reforma constitucional como hizo parte de la derecha política en 1978. "Creo que ustedes tiene que formar parte" le ha dicho al presidente del Gobierno en funciones, al que en el turno de réplica y con Rajoy ausente de su escaño, le ha comparado negativamente con Suárez: "Si la actitud que ha tenido el señor Rajoy con el Rey de España la hubiese tenido Suárez, hoy no tendríamos la democracia que tenemos".

Dijo Rivera que él no había acudido a dar gritos, ni lecciones morales sino a "trabajar por los españoles". "Tenemos que rehacer el proyecto, pero los 350 diputados que hay en esta cámara, por mucho que se griten y se falten al respeto. Pongámonos a trabajar por los que nos pagan el sueldo".

Ha sido en la inesperada réplica a Rajoy, totalmente fuera del guión, donde Rivera ha endurecido más el tono con el PP, preguntándose si "alguien piensa que Rajoy puede ser el azote contra la corrupción" cuando no ha podido limpiar un partido cada vez más afectado por casos de corrupción. Más tarde, en declaraciones a los medios en el patio del Congreso, el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, afirmaba que si la etapa política de Rajoy no había terminado "está muy cerca de terminar" al tiempo que afirmaba la vigencia del pacto con el PSOE para después del viernes, cuando previsiblemente se confirme lo fallido de la investidura de Sánchez. Rivera es mucho mejor y tiene mucho más recorrido que el pacto firmado con Sánchez. Hoy lo demostró. Ha de librarse de esa soga cuanto antes
Rajoy no se quedó ahí. Y también buscó el cuerpo a cuerpo con Rivera, pese a que no le correspondía, toda vez no es el candidato a la investidura. Pidió intervenir por alusiones, pese a que su intención era continuar con su argumento. Mientras, en los pasillos, el PP no dudó en atizar a Ciudadanos: "Sus 40 diputados no sirven para nada, no pintan nada". Esto es, sin el PSOE, la gran coalición es una ensoñación, aunque se haga por iniciar una negociación a partir del día cinco. El problema es que a Rajoy tampoco le sirve  ya que no cuenta con los votos suficientes cuente con el apoyo o no, de Ciudadanos. 

El mismo Sánchez ha reconocido que se ha fomentado una falsa esperanza. Como ha dicho Francesc Homs, ha sido una pérdida de tiempo y podía haber evitado que 350 diputados y 800 periodistas dedicaran su tiempo a un discurso que no va a ninguna parte, para estar pensando ya en otra intentona a partir del lunes ya que ellos han llegado demasiado lejos. En todo caso después del viernes, el Rey volverá a tener la última palabra, Si quiere probar con otro candidato, perdemos dos meses mas en discusiones estúpidas  o nos vamos inmediatamente a nuevas elecciones, que, para no obtener resultados parecidos, deberían pasar por que PP y PSOE, buscaran otros candidatos.

5 comentarios:

  1. Cristiano Lopez Cañaveral

    la santa maria esa desespera jajajjja y el diciendo que ellos si han engañado ha los españoles vurrrrrrrro ya se que no se escribir pero ati no te lo pongo en b ni de coña jajajjajajajajaja

    ResponderEliminar
  2. Cristiano Lopez Cañaveral

    ladron asqueroso tonto presuntuamente idiota delto

    ResponderEliminar
  3. Francisco Fabregat

    Totalmente de acuerdo. Como le han dicho esta mañana puro teatro. Aunquie no se olviden ustedes, este Sr. Sanchez, aunque fuera 1 sola hora entrar en la Moncloa como Presidente, para él, sería más que suficiente, pero se va a fastidirar, pues le quieda de ser Secretario General del PSOE, hasta que se celebre el congreso en Mayo. Y si no, al tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Nievs Rodriguez

    Carmena ya nos ha dado la clave. Psoe ya ha firmado con los podemitas la abstención sin que lo sepa el Riberita. Así que tendremos mañana al inútil de Sánchez de presidente

    ResponderEliminar
  5. Maruja Amoros

    Q pena q no lo hayan sacao porque los socialistas tienen mas corrupcion pero nada mas q ven la del pp y no la ve ni Rivera

    ResponderEliminar