domingo, 25 de octubre de 2015

La caja fuerte de Rosell


El presidente catalán, Artur Mas, últimamente le crecen hasta los enanos. Al parecer, los tiene en casa: Josep Antoni Rosell, director general de la empresa pública Infraestructures, fue denunciado hace un tiempo a la Fiscalía Anticorrupción por algunas actividades sospechosas y por curiosas coincidencias en su trayectoria profesional. Este alto cargo fue detenido la semana pasada en el marco ‘Operación Petrus III’ y puesto en libertad con cargos. 

Al final de semana fuimos sorprendidos por la entrega de una caja fuerte que ha sido entregada al juez por parte de un colaborador de Rosell que le había confiado para que la guardara fuera del alcance de la justicia lejos de su despacho. El juez ya ha anunciado que va a abrir dicha caja a primeros de semana y promete contener muchas sorpresas. 

Todo ello aparte de los 8 o 9.000 e-mail dirigidos a empresarios en los que se indica a los empresarios la manera de ingresar a CatDem el importe de las mordidas que pueden oscilar entre el 3% y el 20% del coste de la obra, a cambio de las adjudicación de obra pública por parte de la Generalitat.

Tanto Rosell como su superior, Joan Lluís Quer, figuran en una carta enviada al Ministerio Público por un ex alto cargo de Gisa (la empresa que ahora se llama Infraestructures). Ambos son hombres de confianza de Artur Mas, que el pasado viernes llegó a calificar de modélico el comportamiento de la empresa que controla la obra pública. Y puede ser modélico, pero uno de sus responsables ya ha pasado por el cuartelillo y otro está siendo investigado.

La carta, fechada en 2011, detallaba que Josep Antoni Rosell era subdirector general de Infraestructuras en el último Gobierno de Jordi Pujol, con Artur Mas de ‘conseller en cap’ (consejero jefe). En aquella época, Rosell fue uno de los responsables de la adjudicación de las obras del canal Segarra-Garrigues a una UTE de nombre Aigües Segarra-Garrigues. Esta UTE estaba formada por FCC (24,68%), Agbar (22,60%), Copcisa (21,6%) y Copisa (20%). El monto de la adjudicación fue de 1.103 millones de euros, lo que la convertía en la obra civil más cara de Europa.

Cuando el Tripartito llegó al poder en 2004, hubo la consiguiente remodelación del Gobierno y Rosell tuvo que dejar la Administración. ¿Y a dónde fue? Pues de director general de Aigües Segarra Garrigues. ¿Pago de favores prestados? A esta pregunta deberían responder los responsables del nombramiento, pero resulta harto sospechoso que el político que adjudica una obra millonaria llegue meses después a la cúpula de la empresa adjudicataria.

Curiosamente, en esa empresa también aterrizó como presidente Josep Grau, consejero de Agricultura. Se daba la circunstancia de que la adjudicación del supercontrato de 1.103 millones se hizo desde esa consejería, que era en la que estaban encuadrados los organismos que controlaban la gestión del regadío catalán. Grau era, pues, superior de Rosell y ambos coincidieron en la compañía que se llevó la mayor adjudicación de la historia de la consejería. Todo un ejemplo de favoritismo que produce vértigo. Ahora esta obra está paralizada por falta de recursos ya que su ejecución ha sufrido un sobrecoste de un 80%.

La misiva detallaba también que el control de todas las adjudicaciones se hacía desde la Unidad de Evaluación Técnica de Ofertas, formada por dos técnicos ajenos a Gisa: Albert Farreras y Jaume Cortasa, que dependían directamente del director general, o sea, de Rosell. El primero era hijo de un funcionario histórico de la Junta de Aguas y el segundo, sobrino de un senador de CiU

El hombre clave, investigado

Pero no es el único caso: Joan Lluís Quer, presidente de Infraestructures, es decir, el superior de Josep Antoni Rosell actualmente, está bajo investigación por algunas adjudicaciones de la Agencia Catalana del Agua (ACA) en 2007. La carta enviada a Anticorrupción explica incluso que Quer, Rosell y los dos técnicos que controlaban la unidad de evaluación habían coincidido en la empresa pública Regs de Catalunya (Regsa), el ente que controla los riegos de la comunidad. En julio de 2014, la Fiscalía Anticorrupción abrió diligencias y, en junio de 2015 el juzgado de instrucción número 8 admitió a trámite una querella de la Fiscalía.


Al parecer, las actuaciones de Quer dejaban mucho que desear: en 2007 se hizo con un contrato por un importe de 3,75 millones de euros, que se llevó una unión temporal de empresas formada por Auditoría e Ingeniería SA, United Research Services España SA y Artenginy SL. La cláusula 2 dejaba abierto el objeto del acuerdo para “actuaciones particulares asociadas a la ejecución de los trabajos del contrato principal”. Así, al año siguiente se hicieron hasta 38 contratos complementarios adicionales por un importe global de 3,93 millones de euros, es decir, que la adjudicación fue de más del doble de lo inicialmente presupuestado. Pero no sólo hubo esa irregularidad: la UTE contrató el 100% de los contratos complementarios; o sea, cobraba de la Administración un chorro de dinero y luego ni siquiera hacía el trabajo: lo subcontrataba, pagaba a los subcontratados y se embolsaba limpiamente la diferencia. Un chollo en toda regla.

Las adjudicaciones de infraestructuras desde la época de Jordi Pujol ha sido siempre una de las mayores fuentes de financiación del CDC, de los miembros de su partido y de su numerosa familia, ahora investigados por la fiscalia y puede representar uno de los escándalos de corrupción institucional mas sonados de Europa en los últimos años, concretamente dentro de la  etapa de Artur Mas como presidente.  

3 comentarios:

  1. Manuel Moran Fernandez

    Pero no pasa nada dentro de una semana veremos al Mastraidor disfrazado de calabaza Pidiendo a las CUP.... TRUCO O TRATO y sale del percance jejeje eso le gustaria al cabron pero no se lo cree ni borracho

    ResponderEliminar
  2. Juan Garcia

    Ni EL Pujol, Cchaves, Grinan etc etc iran a la Carcel...VERGONZOSO...solo bien. enviado ha ido BARCENAS..LA JUSTICIA ESTA CORRUPTA..

    ResponderEliminar
  3. Fernando Ramirez

    Toda la política española está podrida...y apuesta..

    ResponderEliminar