miércoles, 22 de julio de 2015

Empresas del Ibex preparando su salida de Cataluña antes de la hipotética secesión


Cinco empresas catalanas Abertis, Fomento de Construcciones y Contratas, Gas Natural, Grifols y Banco Sabadell podrán trasladarse a cualquier punto de España sin tener que dar cuentas ante accionistas, una petición largamente esperada. 

Los cambios legales puestos en marcha por el Gobierno para que las empresas no tengan que convocar a su junta general de accionistas y baste con una decisión del consejo de administración para cambiar su domicilio social tendrán impacto en grandes grupos con residencia en Cataluña. No en vano la medida nace del interés y de la labor de lobby de compañías cotizadas en bolsa con origen y ubicación actual en la comunidad que preside Artur Mas.

Hasta ahora y a tenor de sus estatutos, de las seis sociedades del Ibex con domicilio social en Cataluña, cuatro pueden cambiar su sede a cualquier punto del municipio sin tener que informar a los accionistas ni convocar una junta general, explican fuentes legales consultadas por este periódico. Es el caso de Abertis, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), Gas Natural y Grifols. Por su parte, Banco Sabadell no hace referencia al tema ni especifica cuál de sus órganos es el competente para modificar el domicilio social en ningún supuesto.

Por tanto, en estos cinco casos de sociedades cotizadas con domicilio social en Cataluña, la norma les da la posibilidad de trasladar su domicilio social a cualquier punto del territorio nacional con un mero acuerdo del consejo de administración. Caso diferente es el de CaixaBank, cuyos estatutos señalan que “para proceder su traslado a un término municipal distinto se precisará el acuerdo de la junta general de accionistas”. Aquí, al atribuirse expresamente la competencia a la junta, la cuestión es legamente más dudosa.

 “La ampliación de las competencias de los administradores en esta materia tiene sentido para grandes sociedades donde convocar una junta es costoso”, apunta otro experto del sector. Al mismo tiempo estima que no hay “razones de urgencia” en cambiar el domicilio social que impidan a los administradores incluir el traslado en la junta ordinaria. “Seguramente hay una sociedad concreta –de entre las cotizadas– que está detrás de la norma”, considera.

Efectos de la retórica independentista

Lo cierto es que algunas empresas del Ibex llevan tiempo denunciando que no se sienten cómodas en el complejo modelo territorial existente en España, por lo que esta modificación legal impulsada por el PP supondría un cambio importante para ellas. Antes, el consejo de administración sólo podía acordar un traslado de sede si la nueva dirección se mantenía en el mismo término municipal en el que estaba establecida la firma.

Esto cambió el pasado 27 de mayo, fecha de entrada en vigor de la nueva regulación. Apenas habían transcurrido tres días desde las últimas elecciones autonómicas y municipales, cuyos resultados han dejado un mapa político totalmente distinto. La retórica independentista de Artur Mas podría afectar a las empresas catalanas, preocupadas por su negocio ante la llamada al boicot contra sus productos desde algunos puntos del país. A medida que el 27-S se acerca, la inquietud de las compañías crece. 

4 comentarios:

  1. Montse Piulachs

    Gracias de nuevo Sr. Mas esto es lo que está consiguiendo con este delirio que se ha sacado de la chistera

    ResponderEliminar
  2. Daria Garcia Castro

    Me parece fantastico ,las empresas no están para perder y aqui van de cabeza si se quedan en cataluña

    ResponderEliminar
  3. Jaime Martinez

    Hombre ls empresarios no son tontos y se quieren quedar en utopias de algunos clows.
    Yo no soy empresario y también tengo plantadoro no dejar nada en Catalunya, no estamos para pagar los delirios de unos pocos manipuladores.

    ResponderEliminar
  4. Santiago Nuevo Fernandez

    por lo que pueda pasar

    ResponderEliminar