miércoles, 1 de junio de 2016

Construir al enemigo y volcar tu odio hacia él


Viendo la deriva política de nuestro país cada vez las dos partes, el populismo encabezado por Pablo Iglesias y secundado por independentistas varios y parte del socialismo de Pedro Sánchez contra la derecha o el liberalismo del partido Popular o Ciudadanos, están más enfrentadas, me viene a la memoria el ensayo de Umberto Eco, «Construir al enemigo» donde se pueden tomar ejemplos a nuestra situación actual. 

El volumen se abre con una de las mejores piezas, la que da título al conjunto: «Construir al enemigo», tema de fondo que domina por completo su última novela, El cementerio de Praga. En aquella ocasión se trataba de la construcción y difusión de un texto imaginario, el Protocolo de los Sabios de Sión, con objeto de demonizar a todo un pueblo y una religión. Un brillantísimo ensayo, una verdadera y escalofriante antología, a través de la Historia, de la injuria al diferente, que se convierte en indeseable.

La llegada del populismo comunista de Podemos a nuestro país es una copia de lo que ha ocurrido en países iberoamericanos cuando desapareció el muro de Berlín y con ello los regímenes rusos y chinos que estaban financiando a regímenes de Cuba, Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Bolivia etc… dejaron de mandar dinero para financiar estos movimientos que finalmente tomaban el poder a través de golpes de estado, decidieron cambiar de estrategia y aprovecharse de la democracia para hacerse con el poder.

Así en distintos países con motivo de la falta de unidad y la corrupción existente en los gobiernos democráticos en la década de los 90 surgieron tiranos como Correa, Kishner, Chávez, Castro, Morales y demás populistas que se hicieron con el poder a partir de la década de los 90 con la promesa de que el populismo erradicaría la corrupción y traería la felicidad a los pueblos a base de sanidad y educación gratuita que se ha convertido en finalmente adoctrinamiento de una gran parte de la población con la consiguiente pérdida de su iniciativa y de su libertad. Poco a poco y a medida que han ido arruinando a sus respectivos países. Argentina, Brasil ya están empezando a recuperar la lucidez y están aplicando medidas racionales para reactivar su economía.

La insistente construcción de un enemigo imaginario contra el que poder defenderse; las violentas reacciones que suscitó la aparición del Ulises de Joyce en la Italia del fascismo mussoliniano. Para tener a pueblos y supuestas amenazas a raya es necesario «el Enemigo», la invención y paciente construcción de un enemigo, nos dice Eco. 

Ahora Pablo Iglesias aprovechando la desorientación y el paro de nuestro país inte nta utilizar esta estrategia para llegar al poder, demonizando a los corruptos de la derecha ampliando a los ricos en general, que a lo mejor han hecho fortuna con su esfuerzo, a quienes llaman indiscriminadamente corruptos, nunca cuando la izquierda malversa y roba de manera colectiva dinero público, para  ellos o sus colegas de partido, como estamos viendo en los ERES y las distintos saqueos en la Junta de Andalucía. Lo malo es que el adversario político lo han convertido en enemigo y de aquí al enfrentamiento armado hay un paso.

4 comentarios:

  1. Pablo Píriz Giagnacovo

    Les faltan los cuernos a las caras de lucifer

    ResponderEliminar
  2. Patricio Retamal Navarrete

    Brillante!!

    ResponderEliminar
  3. Luis Miguel Isabel Sanchez

    Se odian y se tiran flores.con espinas.

    ResponderEliminar
  4. Que se puede esperar de gente que se inspira en Chávez o Mujica....

    ResponderEliminar