martes, 19 de mayo de 2015

Venezuela, centro global de tráfico de cocaína y blanqueo de capitales


El diario neoyorquino «The Wall Street Journal», asegura que las autoridades de EE.UU. investigan al número dos chavista, Diosdado Cabello, como posible jefe del narco, tal como ya adelantó ABC en el mes de enero. En aquel momento el Gobierno español recibió los furibundos ataques de Nicolás Maduro y recibió toda clase de insultos y descalificaciones. Ahora es el diario norteamericano publica a toda plana un informe de que la justicia estadounidense lleva años investigando a altos funcionarios en Venezuela bajo la sospecha de que han convertido al país suramericano en un centro global de tráfico de cocaína y blanqueo de capitales.

Una división de élite de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en Washington y fiscales federales de Nueva York y Miami están reuniendo las pruebas aportadas por ex traficantes de cocaína, informantes que pertenecían al entorno de altos funcionarios venezolanos y desertores de las fuerzas armadas venezolanas para iniciar un caso, según revelaron estas personas. el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, considerado el segundo hombre más poderoso del país.

"Hay amplias evidencias para justificar que él es una de las cabezas, sino la cabeza, del cartel", afirma el funcionario del Departamento de Justicia de EEUU, en referencia a un grupo de oficiales del ejército y altos funcionarios de los cuales se sospecha que están involucrados en el narcotráfico. "Sin duda es un blanco principal".

Autoridades estadounidenses aseguran que han avanzado mucho en sus investigaciones. Sin embargo, añaden que es posible que no se presenten cargos hasta que las autoridades puedan realizar detenciones, algo que sería difícil, si no imposible, a menos que los acusados viajen al extranjero.

Representantes de Cabello y otros funcionarios no respondieron a las llamadas y los correos electrónicos solicitando declaraciones. En el pasado, las autoridades venezolanas han rechazado las acusaciones de la participación de altos funcionarios en el narcotráfico, diciendo que son un intento de EEUU de desestabilizar el Gobierno de izquierdas de Caracas. Cabello anunció el miércoles en la televisión estatal que había solicitado una prohibición judicial contra 22 ejecutivos y periodistas de tres medios de noticias venezolanos, a los que ha demandado por publicar este año notas sobre las acusaciones de narcotráfico, de abandonar el país. "Me siento agraviado y ninguno de ellos ha pedido disculpas, ahora el malo soy yo, que me acusaron de narcotraficante sin una sola prueba y el malo soy yo ¡Qué cosas, no!", apuntó Cabello.

El Gobierno del presidente Barack Obama no está dirigiendo ni coordinando las pesquisas, que son llevadas a cabo por fiscales federales con amplios poderes para perseguir a sospechosos. No obstante, si las investigaciones derivan en la presentación pública de cargos contra Cabello y otros, el furor resultante en Venezuela podría sumir las relaciones entre ambos países en la crisis más grave desde que el difunto líder populista Hugo Chávez asumió el poder hace 16 años.

"Sería sísmica", afirmó un funcionario estadounidense sobre la reacción prevista de Venezuela. "Culparán a una conspiración generalizada de la derecha". Autoridades estadounidenses aseguran que han avanzado mucho en sus investigaciones. Sin embargo, añaden que es posible que no se presenten cargos hasta que las autoridades puedan realizar detenciones, algo que sería difícil, si no imposible, a menos que los acusados viajen al extranjero.

De Colombia a Venezuela

Las investigaciones responden al crecimiento explosivo del narcotráfico en Venezuela, explican altos funcionarios estadounidenses. Presionados por Colombia, donde las autoridades combatieron enérgicamente el tráfico de drogas con la ayuda de los 10.000 millones de dólares que EEUU les ha entregado desde 2000, muchos traficantes colombianos trasladaron sus operaciones al país vecino. En Venezuela, denuncian las autoridades estadounidenses, hallaron un Gobierno y fuerzas armadas dispuestos a permitir, y con el tiempo controlar, el tráfico de cocaína a través del país. "La mayoría de los traficantes de alto perfil se mudó a Venezuela durante ese tiempo", explica Joaquín Pérez, un abogado de Miami que representa a narcotraficantes colombianos clave que han reconocido que operan desde Venezuela.

Venezuela no produce coca, la hoja que se usa para hacer cocaína, ni la droga en sí. No obstante, EEUU calcula que cerca de 131 toneladas de cocaína, alrededor de la mitad de la producción en Colombia, pasó por Venezuela en 2013, el último año del que se tienen cifras.Los fiscales no apuntan al presidente Nicolás Maduro, quien ocupa el poder desde la muerte de Chávez hace dos años. Sin embargo, altos funcionarios de seguridad pública de EEUU consideran a varios funcionarios y oficiales militares venezolanos como los líderes de facto de organizaciones narcotraficantes que utilizan a Venezuela como el punto de partida para los envíos de cocaína a EEUU y Europa.

"Es una organización criminal", señala el funcionario del Departamento de Justicia, refiriéndose a ciertos miembros de las altas esferas del Gobierno y las fuerzas armadas de Venezuela. Mildred Camero, que presidió la Comisión Nacional Contra el Uso Ilícito de las Drogas de Venezuela hasta que fue obligada a salir abruptamente en 2005, indicó que Venezuela tiene "un Gobierno de narcotraficantes y blanqueadores de dinero". Recientemente colaboró en un libro, Chavismo, narcotráfico y militarismo, en el cual afirmó que la corrupción vinculada al narcotráfico había penetrado hasta el Estado, y daba el nombre de más de una decena de funcionarios, incluyendo nueve generales, que presuntamente trabajaron con traficantes.

Crisis económica

Las agencias de seguridad de EEUU declaran que han acelerado sus investigaciones en los dos últimos años, un período en el que la economía de Venezuela ha empeorado drásticamente. El crimen desenfrenado se ha disparado, lo que ha convertido a Venezuela en el país más violento del continente y ha empujado a la población a emigrar.

La profunda crisis ha facilitado a las autoridades estadounidenses elreclutamiento de informantes, dicen fuentes cuyo trabajo es captar a personas cercanas a altos funcionarios venezolanos. Narcotraficantes colombianos y venezolanos también han llegado a EEUU, con ansias de proporcionar información sobre funcionarios venezolanos a cambio de sentencias reducidas y la residencia, explican autoridades de EEUU.

"A raíz de la agitación producida en Venezuela, hemos tenido más éxito en el desarrollo de estos casos", precisa un fiscal federal del Distrito Este de Nueva York que trabaja en casos venezolanos.

En enero, los investigadores de EEUU dieron un importante paso cuando el capitán de la armada Leamsy Salazar desertó y fue llevado a Washington. Salazar, que había encabezado el equipo de seguridad de Cabello, aseguró a las autoridades estadounidenses haber sido testigo de que éste supervisó el envío de un gran cargamento de cocaína desde la península de Paraguaná, en Venezuela, según personas al tanto del caso.

Cabello ha criticado públicamente a su ex guardaespaldas, asegurando que no dirigía su equipo de seguridad y calificándolo de "infiltrado" que no tiene pruebas de su participación en el narcotráfico. "Nuestra conciencia está muy tranquila", aseguró en una entrevista de radio.

Altos cargos acusados

Rafael Isea es otro ex funcionario que ha hablando con investigadores, según fuentes al tanto. Ex ministro de Finanzas y gobernador del estado de Aragua, Isea escapó de Venezuela en 2013. Fuentes al tanto del caso explican que Isea dijo a los investigadores que Walid Makled, un jefe narco que ahora se encuentra en la cárcel, pagaba al ex ministro del Interior, Tarek El Aissami, para enviar cargamentos a través de Venezuela.

Casi un año después de abandonar el país, Isea fue acusado de cometer irregularidades financieras durante sus días como gobernador por la fiscal general del país, y por El Aissami, su sucesor como gobernador de Aragua. "Hoy Rafael Isea, este bandido, traidor, es un refugiado en Washington donde ha entrado en un programa de protección de testigos a cambio de aportar información falsa contra Venezuela", apuntaba recientemente El Aissami en la televisión venezolana. Isea ha calificado las acusaciones de falsas, asegurando que tienen motivaciones políticas y que están diseñadas para desacreditarlo.

Además de El Aissami, otros funcionarios poderosos bajo investigación son Hugo Carvajal, un ex director de inteligencia militar; Néstor Reverol, comandante general de la Guardia Nacional; José David Cabello, el hermano de Diosdado Cabello, que es ministro de Industrias y además dirige la agencia tributaria del país, y el general Luis Motta Domínguez, un general de la Guardia Nacional a cargo de la zona centro de Venezuela, de acuerdo con media docena de funcionarios y personas al tanto de las investigaciones.

Algunos funcionarios han salido a las redes sociales para ridiculizar las investigaciones estadounidenses. Una cuenta de Twitter a nombre del general Motta Domínguez decía a principios de este año: "Todos sabemos que el que quiera su tarjeta verde y vivir en EEUU para conocer Disney, sólo tiene que coger a su líder y acusarlo de ser narco... DEA tours los atenderá".

Reclutar venezolanos insatisfechos

Para desarrollar los casos, los funcionarios de las agencias de seguridad estadounidenses trabajan con exiliados venezolanos entre otros para localizar y reclutar a venezolanos insatisfechos. "Sacamos a la gente de Venezuela, y nos reunimos con ellos en Panamá, Curaçao y Bogotá", dijo un ex agente de inteligencia que trabaja con autoridades de EEUU para reclutar e interrogar a venezolanos que tienen evidencias de vínculos entre las autoridades venezolanas y el narcotráfico.

El reclutador explica que ex oficiales militares venezolanos y otros en el exilio ayudan a ponerse en contacto con sus antiguos compañeros e instarlos a desertar. Si el desertor puede proporcionar información útil, indica el reclutador, es transportado por aire a EEUU y a una nueva vida. "¿Qué quiere EEUU?", pregunta el reclutador, que trabaja en casos venezolanos desde 2008. "EEUU quiere pruebas, evidencias de las relaciones entre políticos, militares y funcionarios con narcotraficantes y con grupos terroristas".

Recientemente, en Capital Grille, un lujoso restaurante de Washington, un operativo venezolano que trabaja con un organismo de seguridad pública de EEUU contestó la llamada del intermediario de un funcionario de alto nivel en Caracas que quería intercambiar información por un trato favorable de EEUU. "Dile que lo veo en Panamá la semana que viene", dijo el operativo, interrumpiendo su almuerzo.

El mayor blanco, Diosdado

El mayor blanco es Diosdado Cabello, ex teniente del ejército de 52 años que estableció un vínculo estrecho con Chávez en la academia militar cuando ambos jugaban en el mismo equipo de béisbol. Cuando Chávez lanzó un intento fallido de un golpe de Estado en 1992, Cabello dirigió una columna de cuatro tanques que atacó el palacio presidencial en el centro de Caracas. Cabello ha sido ministro de Obras Públicas, lo que también le dio control de aeropuertos y puertos, y además ministro del Interior y vicepresidente. También fue presidente durante unas horas en abril de 2002, cuando Chávez fue destituido brevemente en un fallido golpe de Estado.

Muchos analistas y políticos en Venezuela creen que el poder de Cabello rivaliza con el de Maduro y está fundamentado en su influencia entre los generales venezolanos. Julio Rodríguez, un coronel retirado que conoce a Cabello de sus días en la academia militar, indica que el presidente de la Asamblea Nacional tiene lazos estrechos con 46 de los 96 tenientes coroneles actualmente a cargo de batallones en Venezuela.

Bajo, fornido y de cuello corto y grueso, Cabello, que a menudo porta un uniforme chavista estándar de camiseta roja y chaqueta tricolor con el rojo, amarillo y azul de la bandera nacional, presenta el programa "Con el mazo dando" en la televisión estatal, en el que usa grabaciones telefónicas de opositores para atacarlos y avergonzarlos. Rodríguez dijo que cree que Cabello nunca llegará a ningún tipo de acuerdo con EEUU. "Diosdado es un kamikaze", afirma. "Nunca se rendirá".

Pruebas

Investigadores estadounidenses han recabado pruebas contra funcionarios venezolanos utilizando la información obtenida de casos delictivos en EEUU. En Miami, dicen personas familiarizadas con la cuestión, un elemento clave en dichas investigaciones fue una banda de contrabando de drogas manejada por el colombiano Roberto Méndez Hurtado. Este narcotraficante habría ingresado cocaína en Venezuela a través del estado occidental de Apure y, de acuerdo con personas familiarizadas con su caso, se habría encontrado con altos funcionarios venezolanos. La cocaína era trasladada por barco o avión a islas del Caribe antes de alcanzar las costas de EEUU.

Méndez Hurtado se declaró culpable en un tribunal federal de Miami en 2014 y fue condenado a 19 años de prisión. Fuentes cercanas a la investigación aseguran que ni él ni sus cómplices habrían podido operar sin haberle pagado a una serie de altos oficiales militares y funcionarios del Gobierno venezolano. "La involucración de altos oficiales de la Guardia Nacional y del Gobierno de Venezuela en el narcotráfico está muy clara", asegura una ex autoridad de inteligencia y lucha contra el narcotráfico de la Guardia Nacional de Venezuela que huyó del país el año pasado asustado por la abrumadora corrupción que presenciaba a diario. "Todos se sienten presionados", dijo. "Las presiones hacen que todos se rindan al narcotráfico".

En otro caso judicial en Brooklyn, los fiscales han conocido las complejidades del comercio de drogas en Venezuela después de acabar con una red de contrabando de cocaína dirigido por Luis Frank Tello, quien se declaró culpable, según documentos judiciales. La cocaína entraba a través de la frontera con Colombia y era enviada al norte con la ayuda de agentes de la Guardia Nacional de Venezuela, a veces desde el aeropuerto de Maracaibo, la segunda ciudad del país.EEUU investiga a funcionarios venezolanos desde hace años, aunque los investigadores a veces se han visto frustrados por cuestiones políticas.

Lista negra

En 2008, el Departamento del Tesoro de EEUU puso a tres importantes asesores del entonces presidente Chávez en una lista negra y congeló todos sus activos en EEUU. Entre ellos se hallaba Carvajal, conocido como "El Pollo", entonces jefe de la inteligencia militar. EEUU actuó después de que se extrajesen numerosas pruebas a principios de ese año de los ordenadores de un comandante de la guerrilla colombiana muerto, en el que, según los gobiernos de EEUU y Colombia, se describía el floreciente comercio de cocaína a cambio de armas entre los rebeldes y generales y autoridades venezolanos.

En 2010, la fiscalía de Manhattan hizo pública una acusación contra Makled, el distribuidor de drogas venezolano acusado de enviar toneladas de cocaína a EEUU a través de Puerto Cabello, principal puerto marítimo del país, supuestamente controlado por Makled. Éste, que había sido capturado en Colombia, se jactaba de tener 40 generales venezolanos en su nómina. "Todos mis socios comerciales son generales", decía entonces Makled en su correspondencia con uno de sus socios, a la que ha tenido acceso The Wall Street Journal. "Te estoy diciendo que despachamos 300.000 kilos de coca. No podría haberlo hecho sin la cúpula del Gobierno". Agentes de la DEA entrevistaron a Makled en una prisión colombiana mientras se preparaban para extraditarlo a Nueva York. Sin embargo, Colombia lo extraditó en 2011 a Venezuela, donde fue condenado por tráfico de drogas. El pasado febrero fue condenado a 14 años y seis meses de cárcel.

El pasado julio, funcionarios estadounidenses especializados en la lucha contra la droga estuvieron a punto de atrapar a Carvajal, que había sido acusado en Miami y Nueva York de cargos por narcotráfico, y detenido en Aruba a instancias del Gobierno estadounidense. Pero las autoridades holandesas lo enviaron a Venezuela con el argumento de que tenía inmunidad diplomática. Tras la liberación de Carvajal, Maduro elogió al antiguo jefe de inteligencia, a quien definió como un dedicado luchador contra las drogas que batió récords mundiales capturando a capos del narcotráfico.

EEUU también está recopilando información de banqueros y financieros que manejan el dinero de altos funcionarios venezolanos. Desde el año pasado, según personas familiarizadas con la cuestión, el Gobierno de EEUU ha anulado los visados de al menos 56 venezolanos, entre ellos banqueros y financieros cuyas identidades no se han hecho públicas. Algunos han tratado de cooperar con los investigadores con el fin de poder volver a entrar en EEUU. "La información está llegando muy rápidamente", asegura un abogado que representa a dos financieros venezolanos cuyos visados han sido anulados.

12 comentarios:

  1. Epul

    La justicia Internacional es lenta pero al final se sabe todo. El cartel de los Soles en la que estan implicados presuntamente miembros muy destacados de este gran regimen y oficiales de alta graduación. No se entiende que un pais tan inmensamente rico esté en la Miseria, Pobreza y Ruina. La gran politica del chavismo de expropiar todo, de regaladeras con otros paises con el fin de ganarse su favor lo ha llevado a tener que importar todo. Faltan alimentos.Medicinas, repuesto de los coches, la industria está parada y para terminar la moneda por el suelo un bolivar orgullo de los Venezolanas se cambia a 199.00 por dolar y hablamos del bolivar fuerte que equivale a 1.000Bs antiguos. Todavía se leen comentarios alabando al Chavismo.

    ResponderEliminar
  2. Antonio Cortés

    A estos son los que asesoraban Iglesias y Monedero...

    ResponderEliminar
  3. Sara Lorca Bueso ·

    Ya me imaginaba que ésta camarilla apoyaba a Nicolasín porque había algo inconfesable...en sus vidas. Los servicios secretos de USA llevan años vigilando el continente americano y fumigando para destruir las plantas químicas de droga.

    ResponderEliminar
  4. Diego Angosto Conesa

    LO QUE LE FALTABA AL ANALFABETO MADURO

    ResponderEliminar
  5. Rub Al Kaba · ZzZ.

    Está claro de dónde viene el dinero con el que se financia Podemos. La pregunta es si desde Venezuela les envían sólo dinero o también sacos de farlopa para que el coletas y Milhouse se pongan hasta las cejas.

    ResponderEliminar
  6. Eliseo Gago

    Que esta esperando el gobierno Español para romper relaciones con un gobierno presidido por mafiosos narcos drogatas

    ResponderEliminar
  7. Pepe Baena

    Estos son los defensores de los derechos del pueblo. Quiza lleguemos a sabrt quienes son sus socios.

    ResponderEliminar
  8. Jose Vicente

    Los mismos de siempre, a robar.

    ResponderEliminar
  9. Jose Enrique Cosmea Menéndez

    que?eso es mentira,son inventos del imperialismo capitalista,venezuela va muy bien,aqui la gran mayoria de la gente vive en la misma clase social,osea en la miseria mas absoluta,no ahi clase media que le suele estorbar a la izquierda,osea que o son ricos y los ricos tienen que estar pegados al gobierno o si no terminan arruinados o estan en la mas absoluta de las miserias

    ResponderEliminar
  10. Bracassoo Sidsel

    TANTO BLANQUEAR Y LO SUCIO QUE SON ESTOS TIPOS...

    ResponderEliminar
  11. Julio Perez Garcia

    XAVIER, en esto también les enseñaron "el coleta" y sus satélites, Errejon Y Monedero.

    ResponderEliminar
  12. Tito Pavas

    Hombre, tendrán que vivir de algo, porque lo demás se lo han cargado, hasta el negocio del petróleo.

    ResponderEliminar