domingo, 9 de julio de 2017

El "desenbarco" del Ejercito en La Escala




El pasado viernes se produjo un ejercicio militar de desembarco de unidades del Ejercito en aguas de La Escala. La noticia corrió como reguero de pólvora y pilló de sorpresa a los profetas desarmados del somatén ideológico independentista encendiendo las alarmas de quienes están pregonando una invasión del ejercito español y creó expectación entre los bañistas del camping allí existente.  Más de un bañista pensó que fue el resultado de las declaraciones de Cospedal, Ministra de Defensa, exhibiendo que el Ejército podía intervenir en la cosa catalana. 

¿Una maniobra militar de intimidación? ¿Una exhibición de fuerza de los picoletos y los milicos? Ni lo uno ni lo otro

El propietario del camping Illa Mateua y concejal del PDeCAT en l'Escala, Martí Guillem, fue el organizador de la exhibición militar en la Escala, de una veintena de miembros del Ejército que desembarcaron con fusiles ante los bañistas. Ya saben ustedes que ese partido es el heredero de la vieja Convergència. 

Pues bien, este empresario hotelero, que siempre –según manifestó reiteradamente-- manifestó enérgicamente que L ´Escala debía ser un territorio libre de maniobras militares organizó junto a las autoridades españolas dicho desembarco con el fin de que los clientes del camping disfrutaran de un espectáculo dentro del programa de animación del establecimiento para matar el aburrimiento. Picoletos y milicos se avinieron a ello con la condición de no cobrar ni un duro.

Guillem, explicó que se trata de una actividad que se ha podido realizar gracias "a la excelente relación" que tienen con los diferentes cuerpos de seguridad. "Nosotros lo introducimos como un elemento más de animación y que quiere mostrar a los clientes nuestro compromiso con las fuerzas de seguridad y la cultura de la paz", remarcó en declaraciones que recoge la ACN.

Guillem admitió que no todos lo ven con buenos ojos pero aseguró que en la mayoría de los clientes les gusta y que, por ello, de cara a próximos años estudiarán otras formas de colaboración donde pueda haber más implicación de la gente. Con todo, insistió en que se trata de un ejercicio no agresivo y donde la exhibición de armamento "es mínima".

Profetas desarmados y poetas armados hacen mutis por el foro, aunque hay quien afirma que tuvieron un alivio. No era ni una invasión ni una exhibición. Era puro negocio de hostelería a favor de uno de los suyos, el militante convergente Guillem y además el espectáculo le salió gratis. Este empresario resultó ser un caballero que con una mano denuncia a España y con la otra se aprovecha de sus aparatos militares.



5 comentarios:

  1. Luis Marti Ez

    En fin, yo no se si querian intimidar a los turistas o hacer una representacion de juago de tronos.

    ResponderEliminar
  2. Pedro Damian Puente Torres

    Dicen que en algunos sitios se acabaron los dodotis¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Manuel Palo Alvarez

    No entiendo el mando qué halla dado la orden de este
    de sen barco ha Santo de que biene es to

    ResponderEliminar
  4. Luis Marti Ez

    Ganas de impresionar a los turistas y que se rianas de nosotros en el exterior.

    ResponderEliminar
  5. Gerardo Seoane

    Jajaja si eso ocurre no queda un independentista en Cataluña estos valientes se pasan a Andorra en Francia no los quieren ......jajaja

    ResponderEliminar