domingo, 26 de febrero de 2017

Un expolicía condenado por asesinato, nuevo presidente del Supremo de Venezuela


La dictadura bolivariana de Venezuela ya ni siquiera se ocupa de guardar las formas. Ha nombrado  por unanimidad a Maikel Moreno, como el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de VenezuelaEl polémico magistrado Maikel Moreno, exoficial de la Sebin, se le acusa de estar involucrado en casos de corrupción y estuvo preso por dos asesinatos 


Hasta hace una semana, Moreno, presidente de la Sala de Casación Penal del TSJ, fue quien ratificó la condena del encarcelado Leopoldo López, exalcalde del municipio capitalino Chacao, de casi 14 años de prisión por su participación en las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro ocurridas en 2014 y en las que murieron 41 personas.

Moreno es un hombre de peso en el chavismo. Este abogado fue designado agregado comercial de Caracas en Roma, tras ser destituido como juez por desacato a una orden de la Sala Constitucional del TSJ en 2007. Ahora, el nuevo presidente del Supremo ha jurado acabar con la impunidad en Venezuela. “Yo, desde este momento, al frente del Tribunal Supremo de Justicia y conjuntamente con los compañeros magistrados, estaremos 24 horas al día trabajando para acabar con la impunidad, la corrupción en este país”, declaró.


El pasado del presidente del Supremo es el que ha provocado estruendosas críticas. Moreno, que sustituye a la abogada Gladys Rodríguez, es acusado de haber asesinado a una mujer en el Estado de Bolívar (sur de Venezuela) en 1987. En esa década trabajaba como oficial de la policía política venezolana, ahora Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), y estuvo dos años en prisión por este crimen.

Tras conseguir un beneficio procesal y reincorporarse al cuerpo policial, Moreno fue relacionado con el homicidio de Rubén Gil Márquez, sucedido durante una balacera en Caracas en 1989. Esta vez no fue hallado culpable por las autoridades venezolanas, pero fue retirado de su cargo como oficial de seguridad.

Su cuestionada fama resucitó en el Gobierno de Hugo Chávez. Moreno ya había abandonado la policía política para convertirse en un abogado del Ministerio Público. En 2007, el exmagistrado chavista Luis Velásquez Alvaray, un prófugo de las autoridades venezolanas, señaló al actual presidente del Supremo por participar en una organización, denominada La banda de los enanos, que supuestamente opera en el sistema judicial de este país sudamericano y sumergida en varios casos de corrupción. Pero esta denuncia fue desestimada por la Fiscalía.

El jueves, el diputado opositor Lester Toledo, actualmente perseguido por el Gobierno venezolano, había denunciado que Moreno estaba en trámites para obtener la ciudadanía italiana. “Hemos pedido con fuerza a las autoridades (italianas) que tienen que negar la nacionalidad al magistrado Maikel Moreno, porque el primer requisito que pide cualquier país para otorgar la nacionalidad es no tener antecedente penales y este señor los tiene de sobra: juzgado por homicidio y un violador de derechos humanos”, dijo.


La designación de Moreno puede suponer una jugada extremista del chavismo en la pugna entre el Supremo y el Parlamento en Venezuela. Desde la elección de la oposición en la Asamblea Nacional, en diciembre de 2015, se han invalidados las decisiones de los diputados. Los adversarios del Gobierno temen que el nuevo presidente del TSJ pueda dar un zarpazo para fulminar al Legislativo. Según la Constitución de la República -artículo 263- para ser magistrado de la República se requiere, “Ser ciudadano de reconocida honorabilidad”. El magistrado es catalogado por la oposición como «un verdugo»

El El nuevo presidente del Supremo venezolano, Maikel José Moreno jura su cargo.

20 comentarios:

  1. Ana Perez Salguero

    Dios mio!! Que fuerte,esto parece mentira!!! Mi país anda al reves

    ResponderEliminar
  2. Jose Perigüell

    En el comunismo todo puede ser

    ResponderEliminar
  3. Maria Rosa Fernandez Martinez

    Que se puede esperar de un loco asesino ,que ponga a uno de su cuerda ,no va a poner a una persona decente.

    ResponderEliminar
  4. María Isabel Molina Mansilla

    Muy coherente en la izquierda

    ResponderEliminar
  5. Fernando Sanz Alfonso

    este sabrá de que va el asunto

    ResponderEliminar
  6. Roser Rodríguez Povill

    Venga al lio!

    ResponderEliminar
  7. Àngel Garcia Albarràn

    Igual que en ejpaña.

    ResponderEliminar
  8. Javier Felez Gutierrez

    Buen elección Sicario

    ResponderEliminar
  9. Jose Manuel C

    la democracia venezolana .... para irse corriendo

    ResponderEliminar
  10. Isidra Ortega

    Dios los cría y ellos se juntan...

    ResponderEliminar
  11. Joaquin Pérez De La Lastra Cano

    A maduro mientras no les den un golpe de estado, no dejará la presidencia

    ResponderEliminar
  12. Adela Oliver Salas

    Podemos debe de estar contento con éste sujeto.

    ResponderEliminar
  13. Cristina Vázquez

    Seguro que lo fichan pronto

    ResponderEliminar
  14. Pedr Angel Martinez Martinez Olasagarre

    LOS MILLONARIOS LADRONES DE VENEZUELLA. NO QUIEREN A. MADURO. SOLO CON ESTO. VIVA MADURO. VIVA VENEZUELA HE ESTADO. DIEZ AÑOS EN VENEZUELÁ

    ResponderEliminar
  15. Francisco Castillo Castillo

    Que coño esperaban un angelito

    ResponderEliminar
  16. Julia Hita Garcia

    Donde gobiernan mafias debe ser normal contaminar la justicia

    ResponderEliminar
  17. Victoria Barba

    Esto es lo que les gusta a los de podemos y es lo que harían aquí en España si los dejan

    ResponderEliminar
  18. Eulogia Prieto Ortiz

    De Venezuela me lo creo TODO, hasta que los ASESINOS sean Magistrados y Presidentes del país; todo!

    ResponderEliminar