martes, 6 de enero de 2015

Sovaldi, Hepatitis C y el populismo demagógico

Pablo Iglesias visita a los afectados encerrados en el Doce de octubre

Desde siempre una de las enfermedades mortales, es una infección hepática grave causada por el virus de la hepatitis C. Se transmite de persona a persona a través del contacto con la sangre. La mayoría de personas que están infectadas con la hepatitis C no experimentan ningún síntoma durante años. Sin embargo, por lo general la hepatitis C es una enfermedad crónica (lo que quiere decir que no se cura). Si usted padece de hepatitis C, debe ser observado cuidadosamente por un médico, ya que esto puede ser cirrosis (cicatrización del hígado) y cáncer hepático. La cirrosis por hepatitis C es la principal causa de insuficiencia hepática y necesita un trasplante de hígado. Pero esto puede cambiar con la aparición de un medicamento milagroso que cura la enfermedad y no deja secuelas se trata del sofosbuvir.

El día 1 de noviembre se aprobó en España sofosbuvir ( Sovaldi ) y en noviembre de 2014 la AEMPS ha publicado el IPT de sofosbuvir. Varias compañías farmacéuticas han desarrollado y están desarrollando ahora mismo nuevos fármacos para cambiar el paradigma de tratamiento  con dos objetivos fundamentales:
  • *Ofrecer tasas de curación muy elevadas a los pacientes infectados por cualquiera de los diferentes 6 genotipos del VHC.
  •  *Superar las limitaciones de los regímenes terapéuticos que han existido hasta este momento:
El Gobierno aprobó una partida extraordinaria 125 millones de Euros para que este medicamento pudiera aplicarse a los enfermos más graves de esta enfermedad sobre unas 3 o 4 mil personas Eso implica que la mayoría de los 300.000 diagnosticados en España se quedarian sin un medicamento que podría salvarles la vida y que fuera de la financiación pública cuesta 60.000 euros. Ana Mato antes de su dimisión llegó a un acuerdo con Gilead para suministrar el sofosbuvir (principio activo de Sovaldi) a los enfermos crónicos de hepatitis C a los que se les prescriba, aunque no se ha facilitado ninguna estimación de cuantos serían. Sanidad esconde el precio de Sovaldi, el milagro para la hepatitis C que esperan con urgencia 3.000 personas.

La empresa Gilead quien tiene la patente mundial vende el fármaco en cada país a un precio diferente, siempre muy elevado para los estándares de riqueza locales. Los sucesivos requerimientos para que explique su política de precios no han sido atendidos.

La Organización Mundial de Comercio (OMC) acordó en Doha que cuando hay una emergencia social, como es el caso de España, donde hay un muerto cada dos horas por hepatitis C, los Estados miembros pueden emitir una licencia obligatoria, denunciar una patente y fabricar el genérico.

El oscurantismo de Gilead sobre cómo decide los precios de Sovaldi en cada país es mayúsculo, como lo muestran los siguientes datos: en Estados Unidos se comenzó vendiendo a 1.000 dólares por pastilla (unos 84.000 de tratamiento). En India, la empresa fabricante ha llegado a un acuerdo con siete labortorios locales para producir el fármaco a un 1% de su precio norteamericano. ¿Y en España? Sanidad ha marcado un techo de gasto de 125 millones de euros durante el primer año de comercialización, que empezará este 1 de noviembre una vez se superen los pasos administrativos.

La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, que cumple dieciocho días de encierro en el madrileño Hospital Doce de Octubre, ha reclamado hoy una partida extraordinaria de 800 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado de 2015 para tratar a los enfermos más graves de hepatitis C en España. El portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, Mario Cortés, ha indicado que los 800 millones de euros permitirían tratar con los fármacos de última generación a entre 45.000 y 50.000 pacientes graves de esta enfermedad.

"No se puede dejar que los afectados lleguen a estar cirróticos o moribundos para darles la medicación, como está haciendo el Gobierno", ha señalado Cortés. Además, ha solicitado una reunión urgente con el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, para exigirle "una solución real" a sus problemas e instarle a "presionar" a las farmacéuticas para abaratar el precio de los nuevos medicamentos contra la hepatitis C.

Cortés ha planteado que se hagan públicos los detalles de la negociación del Ministerio de Sanidad con los laboratorios para saber cómo se ha llegado al precio de 25.000 euros para financiar el fármaco más avanzado contra la hepatitis C (cuyo nombre comercial es Sovaldi), ya que el mismo tratamiento cuesta 900 euros en Egipto y 600 en la India.

La plataforma ha organizado para el próximo 10 de enero una marcha desde el Hospital Doce de Octubre hasta el Palacio de La Moncloa para entregar un escrito dirigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el objetivo de pedirle una partida presupuestaria extraordinaria para tratar a todos los enfermos de hepatitis C. Al encierro han presentado su apoyo tanto el candidato por Madrid del PSOE que pasó la Nochevieja junto a ellos, como Tomas Gómez que ha amenazado con querellas contra el Gobierno. Hoy ha aparecido por allí Pablo Iglesias el ha soltado toda la retahíla de problemas sin dar soluciones que tiene acostumbrados a sus seguidores .El líder de Podemos, se ha comprometido a llevar al Parlamento Europeo la problemática que están sufriendo los enfermos con hepatitis C en España con el acceso a los tratamientos de última generación, para evitar que sigan muriendo pacientes mientras los laboratorios farmacéuticos se "forran".

La marcha contará con la participación de atletas en el tramo comprendido entre el Hospital Doce de Octubre y la Plaza de Legazpi, que será el primero de una serie de puntos de encuentro, junto a la Plaza del Emperador Carlos V, la Plaza de Cibeles, la Plaza del Callao y la Plaza de La Moncloa. Partidos políticos, como el PSOE, IU, UPyD, Podemos y Ciudadanos, los sindicatos UGT y CCOO, así como las organizaciones sindicales del sector de la sanidad y movimientos sociales estudian su adhesión al documento que se entregará al presidente del Ejecutivo.

Hay muchos puntos oscuros en este asunto que el ministro de Sanidad debería de aclarar cuanto antes, teniendo en cuenta que estamos hablando de una enfermedad crónica, a la que solo conviene atajar cuando ésta da señales de  agravamiento.
  • Habría que cuantificar cuantos son los afectados que realmente necesitan de este tratamiento.
  • El precio final de este medicamento toda vez que quienes deben de financiar los tratamientos son las respectivas Comunidades Autónomas. Ver si las compras globales pueden abaratar el producto.
  • Si es posible fabricar cuanto antes los genéricos necesarios desde nuestro país que abaratarían los tratamientos y ver si el acuerdo de Doha se puede reivindicar en el caso de España.
Alfonso Alonso nada mas hacerse cargo del ministerio de sanidad, ya tiene mucho en que pensar.

6 comentarios:

  1. Juan Urrios

    Todo eso está muy bien, pero ademas hay que contar con la indicación terapéutica correcta, que no siempre es la misma para todos, esto no es rancho para la tropa, Marañón decía que no hay enfermedades sino enfermos.

    ResponderEliminar
  2. Angel Mercenario Celta

    que asco de gentuza el dios ye culos

    ResponderEliminar
  3. Maullido @Pepedomingocastanas #5

    Esto es una auténtica extorsión, como lo fué la venta del tamiflú, os acordáis de la gripe aviar de las vacas locas, todo es un negocio y en este país para las farmacéuticas, ni te cuento.

    Como es posible que intentando privatizar la sanidad porque dicen que es caro, recortando todo lo que pueden en la seguridad social, intentando instaurar el copago...

    Y que alguien me diga PORQUE EN MUCHOS MEDICAMENTOS se ha pasado de un envase con 30 tomas a uno con 40 o más.

    ResponderEliminar
  4. ciudadanomundo

    Esto demuestra que el afán de enriquecimiento escudándose en los costes de desarrollo del producto no está justificado en absoluto.

    Una cosa es rentabilizar un negocio, algo totalmente natural, y otra muy distinta aprovecharse sin misericordia de las necesidades vitales.

    Y no es el único ramo.

    ResponderEliminar
  5. Jose Ramis Degoes

    ESTA CLARO QUE NO PUEDEN JUGAR CON NUESTRA SALUD ..PERO PORQUE NO TE PLANTAS EN LA PUERTA DE QUIEN HACE EL MEDICAMENTO Y LE DICES LO RASTREROS QUE SON? CLARO QUE EN ESE SITIO NO RELOJES VOTOS PARA PODER SALIRTE CON LA TUYA MANDAR PARA LLENARTE LOS BOLSILLOS..

    ResponderEliminar
  6. ¿Me puede expolicar a qué se refiere al decir en el título populismo demagógico?
    Porque en el texto no menciona el populismo.
    ¿Quizá se refiere a que los partidos de la oposición prometen a gritos todos los tratamientos para todos los enfermos sin haber hecho antes un estudio económico (costes, limitación de recursos...) ni legal (y técnico) de las posibilidades de fabricar esos medicamentos como genéricos?
    Gracias.

    ResponderEliminar