lunes, 26 de enero de 2015

Pujol Corporation 28 - De “molt honorable a “molt imputable”




De las conversaciones telefónicas de Oriol Pujol  con su socio Sergi Alsina  dentro del proceso por las deslocalizaciones de Sharp, Sony y Yamaha se deduce de ellas ahora que Artur Mas era sabedor y partícipe de dichas operaciones por las que el juzgado imputa los delitos de cohecho y falsedad documental.  En el caso de las reconversiones industriales, la juez le citó hace unas semanas para declarar por cohecho y falsedad. A diferencia de sus anteriores comparecencias, el exdiputado se negó a declarar.

Los correos electrónicos y las conversaciones telefónicas que figuran en el sumario del caso ITV revelan que Pujol realizó gestiones con el presidente Mas para favorecer a un empresario amigo suyo que acabó obteniendo ganancias millonarias como intermediario en esas operaciones. Por sus gestiones políticas, el propio Pujol obtuvo (camuflado a través de su mujer) cerca de medio millón de euros, según los investigadores.

El sumario del 'caso ITV' indica que Mas se implicó en las deslocalizaciones siguiendo indicaciones de Oriol Pujol y que el presidente estaba informado "desde el día uno" sobre la marcha de las mismas  y para ello llamó a empresarios para garantizar el éxito de las operaciones.

Resumen de estas conversaciones

"Sergi, he hablado con Manuel Lao hijo, También he hablado con Mas y podría ser que llame a alguno de los  Laos". Este sms enviado por el ex diputado de CiU, Oriol Pujol al empresario Sergi Alsina el 5 de enero de 2011 es uno de los numerosos mensajes y conversaciones telefónicas que aparecen en el sumario del caso ITV que indican que el president de la Generalitat, Artur Mas, se implicó en los procesos de deslocalización de las multinacionales Sony, Sharp y Yamaha. Alsina, Pujol y su esposa, Anna Vidal, están imputados por los delitos de cohecho y falsedad documental por presuntamente usar sus contactos políticos para lucrarse en estas operaciones.

Según se desprende de las conversaciones intervenidas, Artur Mas tuvo un papel activo en las negociaciones llamando a los empresarios Lao, padre e hijo, propietarios del grupo de empresas Nortia -en la que se integra Cirsa- que estaban interesados en quedarse y reconvertir la planta de Sharp. Precisamente el presidente de Cirsa, Manuel Lao, deberá declarar este lunes como testigo dentro del proceso que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona.

Durante su declaración ante el juez del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), que tramitó la causa mientras Pujol era aforado por ser diputado en el Parlament, Alsina afirmó que "el señor Oriol Pujol y el señor Mas se enteran desde el día 1 que yo les informo que Sony ha decidio cerrar", en agosto de 2010, en referencia a la primera deslocalización. Y destacó que informó a Pujol porque era su amigo y porque "estaba seguro que él tendría un interés político" en la decisión de la multinacional. Por eso indicó que informó a Pujol y Mas de todo el proceso, pese a que estaban en la oposición. Alsina recordó que su trabajo no fue deslocalizar sino "impedir que se perdieran puestos de trabajo".

En otra conversación telefónica intervenida por los agentes de Vigilancia Aduanera entre Pujol y Alsina el 17 de enero de 2011 el entonces diputado y secretario general de CDC explica que "Artur habló con Manel" y que los empresarios se mostraron interesados en el proyecto. Pujol explica a Alsina que el president se interesó por la operación y que le pidió al diputado que siguiese el tema de acuerdo con los responsables de Cirsa.

Discrepancias en el Govern

El 17 de marzo del mismo año Alsina explica a Pujol que ha tenido una reunión con un directivo de Cirsa, Isaac Lahuerta, que le explica que tuvo un encuentro con el president y el entonces secretario del Govern Germà Gordó -actual conseller de Justícia- para hablar de varios temas. En esta reunión los representantes de la Generalitat dijeron a los empresarios que "a partir de ahora los únicos interlocutores vuestros con nosotros son a nivel estratégico, grandes decisiones el presidente con vuestro presidente, y a nivel más operativo Germà Gordó e Isaac Lahuerta". Siempre citando al directivo, Alsina le explica a Pujol que Gordó preguntó a Lahuerta por el proyecto de Sharp y le insistió para que "no firmeis nada hasta que Sergi Alsina como asesor de Alta Partners me venga a ver a mi, porque le dice.ya os dije que los únicos asesores aquí, los únicos interlocutores éramos el president y yo".

En la misma conversación, Pujol intenta calmar a Alsina recordándole que Mas estaba siendo "absolutamente" informado de toda la negociación mientras que el empresario le responde que el directivo de Cirsa le ha recomendado ir a ver a Gordó. Pujol se niega en un primer momento afirmando que "me parece absolutamente esperpéntico" e insiste en que él ha informado a la administración catalana de todo el proceso de deslocalización con Sharp. "Pero es que le darás el gusto si lo llamas. ¡Claro! finalmente es que es un tema de protagonismo", destaca Pujol. Alsina replica que piensa en ir a ver a Gordó e informarle "que yo he hecho servir el mismo modelo que hicimos servir con la otra operación de Sony que fue tú con el president o con el que en aquel momento era president", en referencia a la deslocalización de esta multinacional que se inició en septiembre de 2010 cuando gobernaba el tripartito con José Montilla a la cabeza.

Sobre el tema de Sharp y su encuentro con Gordó, Alsina también le recuerda a Pujol que "el president ha sido informado desde el primer día de la operación a través de ti y que entró a través de ti y que hasta ahora no había nada y que ahora parece que puede haber ya".Pujol replica que el president estaba al corriente y que el entonces diputado se vio con gente de Sharp y "apretó", y le pide a Alsina que lo deje bien ante Gordó al que debe insistir en que han seguido el mismo proceso que con Sony, incluyendo poner al corriente a Artur Mas. La conversación se termina con Alsina explicándole confidencialmente a Pujol que, según el directivo de Cirsa, Mas y Gordó dijeron a los empresarios Lao que "no estarías en el Govern, que tú harías carrera política, y que los interlocutores serían ellos".

Tras solucionar estos conflictos internos, Alsina y Pujol continuaron liderando las negociaciones con la empresa Cirsa y Sharp para la deslocalización e incluso el diputado busca un "hueco" para que Mas se reúna con los directivos de la multinacional. "Llamás tú para confirmar exactamente quien irá y quien no irá y esto lo organizas todo a través tuyo y verán también...¡el poder!" le explica Pujol a Alsina sobre el encuentro con el president. Incluso el diputado también soluciona algunos escollos en la negociación como facilitar encuentros con el responsable de la Agencia Tributaria catalana Lluís Franco, que declaró como testigo hace unas semanas para que los empresarios, acompañados de Alsina, resuelvan dudas tributarias. Esta intermediación también se hizo en otras operaciones de deslocalización.

El juez considera que Alsina retribuyó a Pujol por sus contactos en el Govern

En la operación Yamaha, Pujol ofrece varios contactos a Alsina de cargos del Departament de Empresa i Ocupació para hacer las gestiones necesarias que faciliten la operación. Incluso critican la actuación del entonces conseller Francesc Xavier Mena durante la negociación por "dar fuerza a los sindicatos". "Que burro el conseller que burro..es un desgraciado" le dice Pujol a Alsina en una conversación de noviembre de 2011. En esta operación instan a Artur Mas a hacer gestiones para conseguir una sociedad que pueda hacerse cargo de la marcha de esta multinacional con llamadas a empresarios de automoción.

En un mensaje de Alsina a Pujol en febrero de 2012 le dice que deben "organizar una reunión con Lluís Franco de la Agencia Tributaria" y los asesores del Grupo Sesé, una de las empresas que aspiraba a quedarse con Yamaha, para "asegurar el mismo trato fiscal en la operación Yamaha que el que se dio con Sony y Sharp. La otra vez fue el president quien habló con él y nos recibió muy rápido. Ahora también es urgente". Pujol le responde que fue él quien se encargó de los contactos con Franco y pocos días después le da su teléfono móvil a Alsina para que contacte con él y los reciba.

Facturas falsas

En el sumario del caso ITV aparecen conversaciones telefónicas en las que Alsina le explica a Anna Vidal, esposa de Pujol, como elaborar facturas con los conceptos correspondientes y las cantidades adecuadas. El juzgado considera que los cobros que hacía Vidal a la empresa de Alsina, unos 500.000 euros entre 2008 y 2012 por asesoría, eran innecesarios ya la esposa de Pujol se limitó a "aportar información manuscrita con apuntes y referencias sobre las empresas candidatas fácilmente obtenibles en internet", en el caso de las deslocalizaciones, pese a que la sospecha de los trabajos de Vidal también se extiende en otras operaciones que investiga el juzgado como la de la Campa de Seat, una planta de biogás en Tortosa (Tarragona) o un proyecto de asesoramiento en el análisis del sector de centros deportivos.

Para la juez "los servicos que realmente se pagaban eran los prestados por Oriol Pujol Ferrusola, quien utilizaba sus múltiples influencias políticas en beneficio propio, de su esposa y de su amigo, de tal modo que Sergi Alsina contaba con una indudable apoyo político en el Parlament y en el Gobierno de la Generalitat de Catalunya que le facilitaban su labor profesional a cambio de retribuciones económicas ingresadas en las cuentas bancarias de Anna Vidal Maragall por una labor de asesoramiento ficticia".

Irregularidades inmobiliarias

El juzgado ha pedido a la Agencia Tributaria que investigue las sociedades compartidas entre Pujol y su esposa, así como "las relaciones inmobiliarias" entre Vidal y Alsina, ya que "se desprende un posible delito contra la Hacienda Pública en promociones en las que invirtió la sociedad Máxima Grupo Inmobiliario". Pese a que el fiscal anticorrupción Fernando Maldonado considera en un informe que podrían tratarse de irregularidades tributarias en el sumario aparece numerosa documentación sobre estos proyectos.

Un informe de Vigilancia Aduanera considera que Pujol sería "propietario o beneficiario" de las sociedades que figuran a nombre de su esposa. Según consta en varios correos electrónicos de 2006 intervenidos a Alsina, una de estas sociedades, Nova D, pagó "en dinero B" en la compra de dos viviendas en Saga, dentro del municipio de Ger en La Cerdanya. Los investigadores aportan un correo en el que "se constata que una de las casas se escritura por un precio supuestamente menor al real". Por eso concluyen que "al menos en aquel año, el matrimonio Pujol-Vidal disponía de dinero oculto a la Hacienda Pública".

Vigilancia Aduanera también considera documentado que Vidal "participa mediante la interposición de diversas sociedades en inversiones inmobiliarias gestionadas por Sergi Alsina a través de la sociedad Máxima Grupo Inmobiliario", creada en 2003 y que se centrarían en la comarca de La Cerdanya. Los correos encontrados a Alsina indican que un hermano de Oriol Pujol, Josep Pujol, formalizó un préstamo participativo a esta inmobiliaria de 200.000 euros, pese a se le aseguró el cobro de un 13% de intereses.

Máxima Grupo Inmobiliario invirtió en 18 casas en Saga comprando un terreno rústico que requería una recalificación urbanística y construyendo las viviendas. Los investigadores afirman que esta sociedad "era receptora de dinero B" en la compra-venta de estas promociones ya que el matrimonio Pujol-Vidal, a través de su sociedad, hizo una "paga y señal" de 65.247 euros de forma "oculta" a Hacienda en la adquisición de un inmueble en 2006. Esta vivienda se vendió cuatro años después por valor de 385.000 euros y que el precio total de su compra fue de 326.229 euros. "Se constata como años más tarde mediante esta operación habría logrado aflorar como dinero legal los 65.245 euros" indica el informe.

En otros correos se especifica que se hicieron más pagos en B por la compra de otras viviendas, aunque no se especifica quien los hizo. Máxima Grupo Inmobiliario también invirtió en una promoción de 23 pisos, 25 aparcamientos y 4 locales en la calle Rutlla de Girona en la que la sociedad de Vidal, Nova D, pagó 259.496 euros por una vivienda aunque los investigadores sospechan que pagó unos 69.000 euros en B, según varios correos de 2006.

La casa de Urús

La tercera operación inmobiliaria investigada son las viviendas familiares que Pujol y Alsina comparten en un mismo terreno en Urús (Girona). Los investigadores destacan que se hizo poco antes de que Máxima Grupo Inmobiliario declarase concurso voluntario de acreedores. En julio de 2008 Alsina, a través de una empresa, y Vidal compran a Máxima por 330.000 euros cada uno un terreno y la construcción de las viviendas. En diciembre de ese año, Alsina y Vidal resuelven este contrato privado de compra venta "como consecuencia de las diferencias surgidas en el desarrollo de la promoción", recibiendo la esposa de Pujol una indemnización. El mismo día, Máxima vende el solar con las dos viviendas a la constructora Teyco, propiedad de la familia Sumarroca, por un precio de 1.120.443 millones de euros, que fue la encargada de edificar las casas.

El informe policial considera, a partir de los correos electrónicos intervenidos, que algunos datos de esta compra-venta habían "sido ocultados a la administración concursal" de Màxima. En octubre de 2008 Alsina envió un correo con los detalles de la operación a Pujol y un mes después el empresario detalla en otro mensaje cómo debía hacerse la resolución y posterior compra venta. "En el correo del 12 de noviembre de 2008 sobre las 14:22 horas, Sergi Alsina ya adjunta el contrato de venta de Máxima a Teyco y el de Teyco a su sociedad", indican los investigadores. En otro mensaje de 12 de diciembre se adjunta un borrador sobre la resolución de la compra venta donde se pactan las indemnizaciones.

La empresa de Alsina pagó a Màxima 142.500 euros y la inmobiliaria entregó la misma cantidad a Vidal. Vigilancia Aduanera cree que se produjo "un traspase de fondos directo de Sergi Alsina a Anna Vidal" con esta operación ya que el abogado que asesoró la operación Modest Llopis es el habitual de los imputados para estos temas y que todos tenían una relación de amistad. "Teniendo en cuenta, además, que todo ello se produce poco tiempo antes de que la sociedad Máxima Grupo Inmobiliario se declara en concurso voluntario de acreedores", recuerda el informe policial que considera que, con esta operación, Vidal y Alsina "logran retirar a tiempo el capital adelantada para la construcción de las viviendas", ya que estaban al corriente de la situación de la inmobiliaria.

Teyco vendió las dos viviendas, aproximadamente de la misma superficie, aunque la de Alsina, que pagó a través de la empresa Bersenat 1.275.318 euros, costó más que la del matrimonio Pujol-Vidal, 1.015.517 euros, según el informe. En las conversaciones intervenidas entre el ex diputado y el empresario se habla en varias ocasiones de la construcción de estas viviendas y se quejan del sobrecoste que han tenido las obras realizadas por Teyco, unos 27.000 euros para Pujol y 30.000 euros para Alsina. Incluso el empresario tuvo una reunión con la familia Sumarroca para le explicasen este incremento en diciembre de 2010.

A raiz de esta información, ERC fuerza ahora la comparecencia de Artur Mas en la comisión del 'caso Pujol' Los de Junqueras habían 'salvado' a Mas repetidamente de dar explicaciones en esta comisión. Han cambiado de táctica el mismo día en que cerraban un pacto con CiU para aprobar los presupuestos de 2015, y el mismo día que presidente autonómico ha sido mencionado en relación al 'caso de las ITV', cuyo principal imputado es Oriol Pujol.

12 comentarios:

  1. Miguel Moncho Duarte

    La familia Pujol Ferrusola, es una verguenza que se irá de rositas y con todo los millones que han robado.

    ResponderEliminar
  2. Jesus Bona Llisterri

    el capo de la familia corleone en versión española haber en que queda este culebrón y cuantos delitos le dejo la fiscalía que prescribieran por que de saber lo lo sabian ya hace tiempo que tenia pruebas pero no interesaba pero los políticos son intocables al parecer

    ResponderEliminar
  3. Josefina Ruiz Ramírez

    ¡Qué familia de inmorales!

    ResponderEliminar
  4. Aurelio Morata Andreo

    Al trullo con ellos ladrones de guante blanco.y mas y mas y más. Vaya familia ..

    ResponderEliminar
  5. Luis Garcia Ramirez

    Y ESTE EN LA CALLE Y NO PASA NADA EN ESTE PAIS PERO DEJA DE PAGAR UNA MULTA Y VERAS QUE BIEN FUNCIONA LA JUSTICIA.

    ResponderEliminar
  6. Miguel Moncho Duarte

    La familia Pujol Ferrusola, es una verguenza que se irá de rositas y con todo los millones que han robado.

    ResponderEliminar
  7. Benito Diaz Garcia

    Los chorizos a la carcel, devolución del dinero robado,

    ResponderEliminar
  8. Eliseo Gago

    otro cerdo mas en la olla.

    ResponderEliminar
  9. Mariano Sánchez

    Del tal palo tan astilla..., otro sinvergüenza.

    ResponderEliminar
  10. Juan Antonio Rodriguez Rico

    Corrupta oligarquía catalana...

    ResponderEliminar
  11. Lorenzo Albatros

    Si nos meten tres años de trullo..nos compensa por q sale 300 millones € por año salimos ganando...je.je.je

    ResponderEliminar