lunes, 5 de marzo de 2018

Medio millón de empleados fijos de la Administración se convertirán en funcionarios


Cristóbal Montoro.

El Gobierno pone en marcha una regulación que Bruselas lleva años exigiendo a España: la figura del ‘personal laboral’ no existe en otros países de la Unión Europea

En plena negociación con los sindicatos de funcionarios para una subida de sueldo a los empleados públicos, a Cristóbal Montoro le han puesto nuevos deberes. Esta vez, desde Bruselas. A la Unión Europea no le gusta la figura del ‘personal laboral fijo’, inexistente en otros países comunitarios. Acaba de exigir al Gobierno que tome medidas para eliminar esos puestos de trabajo.

El Estatuto Básico del Empleado Público reconoce la figura del personal laboral en la Administración. El reglamento establece que estos trabajadores pueden ser temporales, indefinidos, y fijos. La norma los distingue de los funcionarios y especifica que están sometidos al régimen de la Seguridad Social y pueden ser despedidos. No obstante, forman parte de la plantilla de empleados públicos.

Desde distintos sindicatos, en los dos últimos años se ha incrementado la oferta de empleo público para este tipo de trabajadores. El aumento es especialmente significativo en las comunidades autónomas, en ministerios y otros órganos estatales como Correos, Banco de España, Renfe, etc.

Bruselas ha sido informada de esta práctica y ha habido pronunciamientos en contra que han llegado al Gobierno. Esta figura del personal laboral fijo no existe en los grandes países de la Unión y la Comisión Europea desaconseja su utilización.

Toque de Bruselas reconocido por Montoro

De hecho, tal y como reconocen a este diario las fuentes consultadas, España ha recibido, en más de una ocasión, la recomendación de reducir, hasta su eliminación, esta figura dentro las administraciones. Una medida que los últimos gobiernos, incluido el de Mariano Rajoy, no ha abordado todavía.

La gota que ha colmado el vaso han sido las nuevas ofertas de empleo público. A raíz de este movimiento, el actual Ejecutivo ha vuelto a recibir “un toque” desde Bruselas, tal y como ha reconocido Cristóbal Montoro en una de sus recientes reuniones con sindicatos de funcionarios.

El aviso, según el ministro, ha sido “informal”, pero se produce en un momento complejo: en plena negociación de Hacienda con las centrales para la subida del sueldo de los empleados públicos. Un escenario que hace que “Europa esté más pendiente” de lo habitual y pueda obligar al Gobierno a realizar algún tipo de “gesto”.

Única solución: convertirlos en funcionarios

Desde el propio ministerio de Hacienda reconocen que, a día de hoy, no existe un plan para eliminar la figura del personal laboral fijo de la Administración. No obstante, sí hay una salida para cumplir con las exigencias de Bruselas: convertir a estos trabajadores públicos en funcionarios.

Esta medida, de hecho, ya ha sido planteada por el Gobierno a las centrales en las reuniones celebradas desde comienzos de año. La idea, explican fuentes presentes en esos encuentros, es aplicar la “funcionarización”, en primer lugar, al personal laboral fijo con los niveles 1 y 2, los más elevados. Una oferta que ha sido bien recibida por los sindicatos.

Las fuentes consultadas recuerdan que esa conversión ya se ha aplicado con anterioridad, sometiendo a estos empleados a pruebas por escrito para lograr la plaza de funcionario: “Para conseguir esos puestos, se tienen que cumplir los requisitos de mérito y capacidad”, explican.

Los trabajadores públicos que integra la categoría de personal laboral fijo ya han tenido que superar un proceso selectivo para ocupar dicho cargo. Por eso, afirman los sindicatos, “su proceso de funcionarización debe ser similar a los que se realizan para la promoción interna, ya que ya forman parte de la Administración y han superado una oposición”.

Así las cosas, los primeros empleados laborales fijos, con niveles 1 y 2, que pasen a ser considerados ‘funcionarios’, solo tendrán que superar un “concurso de méritos”, sin examen, para lograr la plaza.

Medio millón de empleados, a la espera

La eliminación del personal laboral fijo exigida por Bruselas que se está empezando a abordar desde Hacienda, abre la puerta a convertir en funcionarios a cerca de medio millón de empleados fijos de la Administración.

El último Boletín Estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas difundido por Moncloa aporta cifras del año 2016. Según este documento, en España hay 2.519.280 empleados públicos, de los cuales el 61,39% es funcionario, el 23,42% es personal laboral, y el 15,19% forma parte del resto de personal.

Teniendo en cuenta que en torno al 80% del personal laboral es fijo, los sindicatos calculan que, a día de hoy, hay 472.000 empleados públicos que ocupan estos puestos de trabajo. Unos trabajadores cuyo futuro ahora está más en cuestión que nunca por las exigencias de Bruselas.

Con el Estatuto Básico del Empleado Público en la mano, “podrían ser despedidos porque la ley lo permite”. Sin embargo, la apuesta del Gobierno, y también de los sindicatos, es convertirlos en funcionarios para que sigan desempeñando sus actuales funciones en la Administración.

ECD

6 comentarios:

  1. Juan Pascual

    Y van(toques)haber si se aplican y exigen responsabilidades a todos estos sinvergüenzas,ya está bién de tanto despropósito.

    ResponderEliminar
  2. Jose Antonio Lopez Antolin

    Demasiados para cobrar de nuestros inpuestos

    ResponderEliminar
  3. Luis Miguel Manene Cerrageria

    ¡¡¡Y QUE LO PAGUEN LOS PENSIONISTAS!!!

    ResponderEliminar
  4. Nicasio Pérez Montero

    Esto me huele a votos para las próximas elecciones

    ResponderEliminar
  5. Andres Esteban

    Bruselas también dice que no esta bien robar a los jubilados con el IRPF y encambijo el gobierno prefiere pagar una multa que devolver el dinero robado

    ResponderEliminar
  6. Henrique Moragas

    Ahí ahí, comprando votos

    ResponderEliminar