sábado, 10 de febrero de 2018

Albert Batet - Compra el cargo de conseller del govern de Puigdemont por 90.000€


Albert Batet es el hombre de máxima confianza de Carles Puigdemont en Tarragona.

El alcalde de Valls y diputado electo tras las elecciones del pasado 21 de diciembre, Albert Batet, forma parte del «pinyol» del 130º President de la Generalitat de Catalunya, que fue cesado el pasado 27 de octubre a raíz de la aplicación del artículo 155 de la Constitución pero que, en pocos días, podría volver a ser investido como líder del Govern. 

Batet, que es alcalde desde 2008 tras relevar a Dolors Batalla, mantiene una excelente relación con Puigdemont desde hace años, un hecho que ahora ha convertido al político de la capital del Alt Camp en el principal representante tarraconense en la mesa de negociación entre Junts per Catalunya y Esquerra Republicana, formando parte del «estado mayor» en el que, entre otros, también están la jefa de campaña de Junts per Catalunya, Elsa Artadi. 

El alcalde de Valls está en todas las quinielas para formar parte del Govern. el pasado mes de noviembre el alcalde de Valls viajó a Bruselas para confeccionar  la candidatura por la circunscripción de Tarragona, en un encuentro en el que también participaron Elsa Artadi, Jaume Clotet, Josep Rius y Xavier Matamala.

«Nos pasamos los días en la habitación del hotel haciendo listas y realizando llamadas», indicó hace pocas semanas Batet a este periódico, a la vez que reconoció que «algunas conversaciones fueron de madrugada. Esos días dormimos muy pocas horas» reconoció. Actualmente está en Bruselas acompañando a Puigdemont. Al parecer es uno de los empresarios que le llevan personalmente para no dejar huellas, el dinero recaudado en Cataluña para mantenerlo cómodamente en su "exilio"

“Los empresarios que ayudan al líder de los fugados están preocupados por la imparable acción de la Justicia. Para no dejar rastro y no incomodarse con el Estado, que por la vía de la transferencia bancaria detectaría el origen de la donación, le pagan a Puigdemont en efectivo. Del mismo modo, y para sortear el impuesto de donaciones, lo hacen con dinero negro. Y todo ello manualmente, teniendo que viajar a Bruselas «de 10.000 en 10.000», porque 10.000 euros es la cantidad máxima de cash que un viajero puede llevar consigo. Se comenta que el alcalde de Valls compró su escaño a Puigdemont por 90.000€

– Ei Motxo, et va bé 90.000€? – Vine a veure’m a Brussel.les i en parlem, 

En varios de estos peregrinajes, estos empresarios o sus enviados han detectado la presencia de agentes de la Guardia Civil, que «de momento no intervienen, pero nos acompañan con la mirada, como queriendo decirnos: que sepáis que sabemos que habéis ido». No hay nada que a un empresario le asuste más que el Estado tomando nota; y hasta el más «puigemoniano» de estos hombres de negocios es capaz de entender que colaborarle a un prófugo no es la mejor manera de ganarse el favor del Gobierno, ni siquiera su indiferencia. Por ello la mayoría de ellos han dejado de hacer el trayecto entre Barcelona y Bruselas directamente y pasan por Marsella, con la creencia de que así borran sus huellas. 

El Estado, a través de la aplicación de la Ley y de la vigilancia de la policía, está estrechando los círculos independentistas. Tanto los partidos, como sus líderes y activistas asumen que cada vez tienen menos margen y que de cada cosa que hagan tendrán que pagar el correspondiente precio. 

Empresarios evadiendo dinero negro para un prófugo, alcaldes comprándose escaños, valientes cromañonas fugadas en Venezuela… Una maravilla. Lo malo es que esto no es una mala telenovela de Botswana, sino la realidad que está arrasando nuestro prestigio, diezmando nuestra economía y abrasando nuestra convivencia. Lea lo que escribe Salvador Sostres en ABC:


Lo de Puigdemont en Bruselas es fabuloso. Ni en sueños habríamos imaginado una carrascalada tan estupefaciente para el nacionalismo. Pero es que la realidad supera cada día la fantasmagoría prusesista.  

12 comentarios:

  1. Maria De Los Angeles Victorio Chavero

    Que verguenza

    ResponderEliminar
  2. Fran Fernández

    Eso es invertir en acciones rentables, pues los 90.000 se multiplican rápidamente y dan muy buenos intereses

    ResponderEliminar
  3. Francisco Gimenez Uson

    Si cierto este comentario , pero creo que antes ya había llevado a Bruselas 20.000€ antes de los 90.000€
    Este pájaro es el alcalde de Valls todo un sin vergüenza

    ResponderEliminar
  4. Francisco Gallego

    Esto es la mafia de Ali Baba Puigdemierda y sus 4.000 ladrones

    ResponderEliminar
  5. Fernando Alvarez-riera

    ¿Compra el cargo? Otra estafa más

    ResponderEliminar
  6. Jose Cañero

    Tratan a los independentista con su pensamiento como a borregos pues que no sean tan listos que los indepen no son tontos

    ResponderEliminar
  7. Juan Laborda Valero

    No os preocupeis que es una inversión y lo recuperara con creces, nunca una inversión fue mas segura y lucrativa, esa es su baja moralidad de estos vividores del erario de tidos los españoles y luego se enrollan en la vandera separatista, si estan cortados todos con el.mismo patron

    ResponderEliminar
  8. Francisco Toro Mairena

    Quién los paga)?.

    ResponderEliminar
  9. Jose Santiago Vicente

    Le debe oler el aliento a los dos porque se tapan la boca

    ResponderEliminar
  10. Francisco Gallego

    Esto es la mafia de Ali Baba Puigdemierda y sus 4.000 ladrones

    ResponderEliminar