miércoles, 31 de enero de 2018

Catalunya, juguete roto


Manifestación fuera del Parlament este martes

La clase dirigente catalana ha actuado con una tremenda irresponsabilidad en el proceso: ha excitado a la gente, les ha dicho que la independencia estaba “a tocar” y que incluso sería pan comido. Les engañaron desde el principio.

Empezando por Artur Mas y acabando por Carles Puigdemont. Ellos son los principales responsables del bloqueo institucional y político. La historia será implacables con ambos.

Mas porque, en el pleno tras la sentencia del Estatut, apostó por “un nuevo camino sin límites” en alusión al derecho a decidir pero “evitando al máximo las fracturas sociales dentro de Catalunya”. Era plenamente consciente del riesgo.

Nadie puede negar ahora, ni siquiera él mismo, que hay fractura social en Catalunya. La sociedad catalana se ha dividido en dos bloques impermeables. Y lo que es peor: irreconciliables. Gracias, Artur.

Mientras que Puigdemont continua vivendo en su mundo: que él critique a los gobiernos que se “saltan la ley”, que hable de “golpe de estado” o exija respeto al “estado de derecho” ya no entra en el ámbito de la política sino de la psicología o incluso de la psiquiatría. El expresidente se ha convertido en un caso clínico.

La realidad es que, tras dar esperanzas a sus seguidores a través de las redes sociales, ni siquiera se ha atrevido a moverse de Bruselas. Incluso a pesar de lo que prometió en campaña. De esto no ha dicho ni una palabra en su mensaje desde la capital belga. Diga lo que diga, Puigdemont no piensa en Catalunya: piensa en él.

Pero hay que ser claros: no ha sido sólo la clase política dirigente -la soberanista al menos- la que nos ha llevado hasta aquí sino la clase dirigente en general: líderes de opinión, tertulianos, intelectuales, algunos empresarios e incuso medios de comunicación públicos y privados.

El exconsejero con Pasqual Maragall Josep Maria Vallés afirmaba este martes en una entrevista en la contraportada de La Vanguardia que, para ser independientes, se precisaban tres condiciones: “una mayoría social incuestionable”, el “apoyo incondicional de una gran potencia” y la capacidad de “asumir grandes sacrificios materiales y humanos”. Ninguna se cumplió.

¿Pero ustedes creen que no lo sabían? Sabían perfectamente que que si no era imposible era mucho más difícil de lo que decían en público. Por intereses personales y económicos -más que por convicciones ideológicas- prefirieron callar, mirar hacia otro lado o simplemente no decir la verdad.

Los que tienen la paciencia de leerme ya saben que he afirmado con frecuencia que las revoluciones las hacen los descamisados, los hambrientos, los que no tienen nada que perder. No gente con segunda residencia en la Cerdanya o el Empordà.

Catalunya es, en estos momentos, un juguete roto por una clase dirigente que apretó el acelerador pensando que así podría mandar siempre. Costará mucho reparar el daño causado. Quizá incluso un par de generaciones. Y que no vaya a peor. Esto sí que lo tenemos a tocar.

XAVIER RIUS
Director d'e-notícies

29 comentarios:

  1. Manuel Rodríguez Fernandez

    Vaya panda de pirados

    ResponderEliminar
  2. Rosa Maria Pedreny

    Más,Puigdemont,Junqueras y demás sólo hicieron lo que el pueblo les pedía. Eso es lo que vosotros no queréis creer. Quizás debieron explicar al pueblo que las cosas estaban muy difíciles. Pero ellos tampoco sabían cuan difíciles podían estar las cosas. De todas formas quien tiene la culpa de todo el sillón y confusión que ha habido en Catalunya es el gobierno de España.Si el referéndum se hubiese celebrado un par de años atrás los unionistas habrían ganado de calle y el asunto estaría liquidado

    ResponderEliminar
  3. Isabel Lm

    Muy cierto, si este puto Gobierno hubiera escuchado, permitido un referéndum, hubiera ganado de sobras los unionistas. Ahora estaría todo tranquilo, de esta manera han conseguido destruir Catalunya, aunque a ellos les importa una mierda, y además sabiendo de sobras que Catalunya es la tierra (mientras esté el 155 y la virreina Soraya) no quiero llamarla Autonomía, porque no somos libres, vivimos todos los días en estado de Guerra...pero es o era quien más renta generaba, y de la que ha estado viviendo los otros, esperemos un año, al resto les va a llegar el dinero a cuenta gotas, y a nosotros, ni eso...qué ganas de destruirnos tenían!

    ResponderEliminar
  4. Santiago Blanco Bravo

    este es el segundo ¿y qué ocurrió con el primer referendum?

    ResponderEliminar
  5. Santiago Blanco Bravo

    En el proyecto de la Europa Federal, de los Estados Unidos de Europa, desaparecen los obsoletos estados-nación. La Europa de las regiones es la balcanización que conduce al globalismo.
    http://www.elmundo.es/.../05/30/barcelona/1369933378.html
    Administrar

    Mas: 'Si hay una Europa federal no querríamos la independencia'
    ELMUNDO.ES
    Me gustaMostrar más reacciones · Responder · 3 min

    ResponderEliminar
  6. Pilar Zamora

    El color amarillo nos os sienta muy bien

    ResponderEliminar
  7. Clara Dia Noche

    Menos le sientan la cara de Carlas jajajajajaja hay que no os dais cuenta por cabezoneria, que no tendreis independencia ,estais mal!!!

    ResponderEliminar
  8. Juan Pascual

    Que cansancio por favor

    ResponderEliminar
  9. Mariano López Gallego

    A todos estos les han prometido que con la independencia vivirán sin trabajar

    ResponderEliminar
  10. Mariano López Gallego

    Con la independencia esto sera el chollo del siglo

    ResponderEliminar
  11. Manuel Y Olga

    Se llamaría Cataluña desfigurada
    1

    ResponderEliminar
  12. Pedro Tarruella

    Como se nota que con la independencia españa está rota

    ResponderEliminar
  13. Alicia García Fernandez

    Estamos aqui para apoyar y defender a los catalanes honrados, honestos, que con su dia a dia con su respeto a las leyes, a la paz, a la buena educacion, honran y son orgullo de Cataluña y España

    ResponderEliminar
  14. Juan José Martínez

    Partido de la SELECCIÓN ESPAÑOLA EN CATALUÑA YA

    ResponderEliminar
  15. Elena Rodríguez Martinez

    Estos cuando trabajan ¿.

    ResponderEliminar
  16. Jesus Cano Cano

    Y yo me pregunto y toda esta gente aporta algo, por lo visto, ni estudian ni trabajan, y siempre están ahí cuando unos irresponsables les convocan, francamente lamentable.

    ResponderEliminar
  17. Miguel Garrido Benitez

    Les pagaran los partidos que los convocan o lo que les da el Sr.Puyol de todo lo que ha ganado en la primitva del3% .

    ResponderEliminar
  18. Antonio Lucena

    Pues si estan rotos a la basura , toda porqueria debe acabar de igual manera

    ResponderEliminar
  19. Felix Rivera Monroy

    NO HAY MAS QUE FIJARSE EN LA GRAN MAYORIA DE LOS DESCEREBRADOS ANALFABETOS QUE SIGUEN CON EL CIRCO, PARA DARSE CUENTA QUE, O SON VEJETES A PUNTO DE VER SU ULTIMO TELEDIARIO, O MORITOS CAMUFRADOS, O CUATRO "PIERNAS" JUVENILES DE LAS CUP, QUE TIENEN POR CEREBRO UN CORCHO DE BOTELLA DE CAVA. A ESTE CIRCO LE QUEDAN DOS DIAS.

    ResponderEliminar
  20. Arcelina G. Martin

    Es son para reirse.

    ResponderEliminar
  21. Isabel Cal Otero

    Esto me recuerda a un tío mío comunista que se murió esperando que le dieran su parte jiji

    ResponderEliminar
  22. Jose Alba Ardila

    a la mierda separatas engreidos dais asco charnegos todos los catalanes son charnegos ese mote se lo pusieron los franceses a los catalanes que emigraban a francia y despues para quitarse esa medalla se lo pusieron a los andaluces que emigraron a cataluña

    ResponderEliminar
  23. Fran Llaneza

    Todo ninis y jubiletas senílicos

    ResponderEliminar
  24. Jose Alba Ardila

    En Catalunya, sin embargo, el término va mucho más allá. Y eso es porque en gascón - la variedad lingüística propia del triángulo aquitano que forman Burdeos, Toulouse y Bayona-, la palabra vino a referirse en el siglo XVI a los hijos de una persona nacida en Catalunya y otra francesa.

    Fue entre 1950 y 1960, en plena dictadura franquista, cuando charnego empezó a utilizarse despectivamente para referirse a las personas que venían del resto de España y a sus hijos. El paso de los años ha hecho que cada vez sea más difícil encontrar en Catalunya a ciudadanos con dos apellidos catalanes (y, eso, porque ya hemos olvidado los apellidos que vienen del francés, el árabe, el italiano o el portugués).

    Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso, es uno de los hijos de esa inmigración, de esos trabajadores que llegaban a Catalunya desde otras regiones del país y que eran vistos con cierto temor por parte de los catalanes.

    ResponderEliminar
  25. Juan Pascual

    Que cansancio por favor

    ResponderEliminar
  26. Alberto Olivera Muxí

    Hooooo que pena para los indepes

    ResponderEliminar
  27. Jose Garcia Jimenez de La

    LA MAYORIA CHARNEGOS.- MIRAR LAS CARAs

    ResponderEliminar
  28. Rosendo Muñiz Soler

    Afortunadamente solo quedan cuatro gatos en estos esperpentos de movilización

    ResponderEliminar
  29. Pedro Cerron Parrilla

    Todos los que desde hace años escuchaban que España les odiaba,que CATALUÑA era Nación,que Cervantes era de Tarrasa....y ahora lo practican

    ResponderEliminar